jueves, febrero 17, 2005

Hola a todos, el Frente Popular Zapatista Neo Soviético está de regreso chiquitines. Hoy no les traigo estrenos, porque están muy calientitos y se van a quemar, pero les traigo un arreglo que le hice a una historia pacheca nacida, como muchas otras en la Incubadora del Doctor Alberto Chimal, a ver qué tal. Jueguen con los signos de puntuación, desgasten la coma, diviértanse.

BURGER--- KILL!!!!

Fue un domingo, lo recuerdo p-e-r-f-e-c-t-a-m-e-n-t-e, cinco de enero, como a las……… tres o cuatro, tenía yo APENAS TRES AÑOS cuando pasó todo. Un día “”especial””, sin duda, era mi Cumpleaños, y mis padres me llevaron a un restaurante en un centro comercial, de esos a los que van los ricos a gastarse su sueldo. Un restaurante de hamburguesas De Primera calidad le pareció a mi padre EL LUGAR para tan singular festejo. A mi no me gustó, tenían globos de muchos tamaños, amarillos rojos, verdes, naranjas, morados, tanto pinche colorido me atontó y solo quise sentarme a C/o/m/e/r/.
La comida era M..A..L..Í..S..I..M..A, mamá fingía que las papas estaban bien cocidas y las alababa, para mí estaban bien quemadas…. Papá trataba de ocultar que la carne estaba cruda, mientras escupía el pe-pi-ni-llo, palabra muy complicada para una cosita verde que todos le quitan a su platillo.

El tamaño de los RE-frescos era exagerado, O B S C E N O, y tenía que serlo, para pasar el bocado con el sabor a COCA, pero ni eso, era PePsI, y esa la D/E/T/E/S/T/O, me R=e=C=h=i=n=a=n los dientes y tiene mucha azúcar. Restándole importancia a la C,,,,o,,,mi,,,da me entretuve mirando a los “”””empleados”””, con una sonrisa tan NaTuRaL como nutritivas sus hamburguesas. ¡¡¡Son esclavos!!!! , la nueva forma de ((((esclavitud)))), en pleno siglo VEINTIUNO, y dónde está el curita Hidalgo¿?, y Pancho y toda la palomilla cuando más los necesitan… Pero bueno, los empleados lucen su gorrita y su ridículo uniforme para ganarse unos Pe$o$.

La sala de juegos es…….. Horrible, justo en el momento en que pensaba que a ningún niño, por retrasado que estuviera podrían gustarle estas madres, una oleada de malandrines llegó como esssstampida, y se subieron como CHANGOS….a la cuerdita…y como RATAS….por el túnel…. No me quedó otra que H—u__n__d__i__r__m__e en la alberca de pelotas a esperar a que papá y mamá terminaran de devorar esas cosas. Tomé una pelotita, r0ja, la sentí tan ligera, quise probar mi puntería, empezando por algo.,,,,,,,facilito, atinar al bote de basura ..prueba fácil, ahora a la niña del túnel, esta vez con F U E R Z A. La pelota voló haciendo una pARÁBola, directo a la cabeza, JAJAJAJA, volví a hundirme en la alberca para pasar D/e/s/a/p/e/r/c/i/b/i/d/o. Este juego era de lo m+á+s+ divertido. Esta vez al simio que no deja de B a l a n c e a rr s e por aquí y por allá, la pelota azul, la tomo como pitcher, bola rápida, PUM!!!!!! Preciso como francotirador, el simio queda inconsciente y cae L¨¨¨e¨¨n¨¨¨t¨¨a¨¨m¨¨e¨¨n¨¨t¨¨e, parecía como si antes de Tocar el suelo fuera a flotar y levantarse. Pero no, je-je-je-je, el simio azotó ____H____ :::: muy lejos de la alberca de pelotas, comenzó a l”l”o”r”a”r” y corrió con su padre. Hora de escurrir__se, regresé con mis papás y me tenían reservada una s!o!r!p!r!e!s!a, para c*o*r*o*n*a*r la tarde, en mi mesa había un pastel GRANDE y feo, me senté e imité a los empleados lo más cercano posible a su sonrisa)))DDD, mis papás lo creyeron, por supuesto. Justo cuando estaba por soplar las VeLiTaS y terminar con el R´´´´´I´´D´´´´´´I´´C´´U´´´´L´´´´O, lo peor, lo más D/E/S/A/G/R/A/D/A/B/L/E que pudo haber salido por la I Puerta I , un monigote, una cosa verde sin forma, gorda, era como un BARNEY, pero en chafííííííí´sima!!!!!!, una salamandra gigante. A qué pinche restaurante se le ocurre traer un animal mOhoSo y feo, si de por sí su comida me recuerda al pantano,, ODIO a los payasos y demás botargas. Y vino la cosa esa con un ánImo igual de fingido que los otros….y otro empleado la obliga a que me ponga un gorrito , y todos cantan “”””FelizZZZZ Cumpleaños”””””. P I N C-H-E cumpleaños, mejor me hubieran regalado un balón.

Ha pasado un año, hoy es cinco de enero,….. esta vez escogí yo el lugar….ante el asombro””” de mis padres…..pedí que me llevaran al MiSmIto cuchitril ese, el de hace un año. Accedieron, todo se repite hoy, tres o cuatro de la tarde, la comida es m-a-l-í-s-i-m-a, los esclavos sirven , no HAY COCA!!!, disparo pelotas a los demás, y aquí viene mi verdadero regalo, ya no más Sufrimiento niños del De Efe, su SALVADOR LLEGÓ, hoy se termina la más grande ofensa hacia las mascotas de todo el mundo, AHÍ VIENE LA SALAMANDRA, VERDE, M O H O S A, ya….se ….la…cargó…la….SONRÍO )))) para que no noten nada extraño.

Aquí se va a armar la de San Quintín. Se me queda viendo la cosa esa con ojos de “Ya sé lo que estás pensando enano, pero de aquí no sales completo”. Lo que no sabe este guey es que la bolsita de atrás del pantalón traigo un a…………..aarma, que digo arma, una bestia que si no me creen pregunten en Hiroshima, pero bueno, es un cañón calibre 10 centímetros, el diámetro de una pelota de plástico. Todo el año estuve investigando, haciendo pruebas de resistencia, velocidad, impacto, con toda clase de pelotas. Luego probé con lanzagarbanzos, tirafichas y resorteras. Nada, de plano si andamos muy mal en tecnología bélica. Y tuve que probar con los coreanos, ni modo. Ahí si, experimentos guiados por computadora, pelotas dirigidas por GPS, y después del arduo trabajo salió esto. Botargas de todo el mundo, cuídense, sigues tú Ronald Mc Mugres.

El resultado::::::: aluminio y titanio para el cañón, ligereza y resistencia unidas en uno solo, mira láser calibrada por un relojero suizo, municiones diseñadas por un experto en física y aerodinámica en esferas. Y como explosivo, la incondicional tnt, la máxima expresión de la guerra, y uranio, suficiente uranio como para hacer volar a toda Latinoamérica. Ya chingaste Samy.

Lentamente deslizo el arma hasta que la empuño bien con la mano izquierda, la de la suerte, ya está cargada con una dotación de municiones suficiente para llenarle el traje de pelotas a la mugre verde. Es tiempo.

Algo me huele mal, y no soy yo ni la comida, la salamandra parece saber que le va a tocar y se me lanza. Papá hace un intento inútil por quitármela y sale volando unos metros para allá. Esto ya es personal, saco el arma, apunto con el láser y empieza la función, Bang, pum, zak, una tras otra las pelotas golpean a Samy, quien ya no opone resistencia, ya no huye a esconderse, está indefenso. Ahora las pelotas expansivas, ahora las biológicas y las químicas, las radiactivas y las que tienen veneno indio.

Samy Salamandra yace MEDIO FRITO allá abajo, ni peiper, digo aliviado mientras me refino mi hamburguesita de rata con queso manchego

1 comentario:

Macorina dijo...

Muy bueno tu relato sobre burger kill. Yo odio ese centro de comida basura y campo de concentración.
Es muy divertido y verifico. Yo trabaje durante un año y los gerentes te obligan a sonreir ante lso cleintes y luego aprvechan cuando hay mas gente para rejarte en ridiculo.
Así, humillando consiguen que la gente se vaya por su propia mano.
Un cordial saludo