viernes, octubre 05, 2007

Te pareces tanto a un sueño que, ni con el champiñón más verde y más potente, se me habría ocurrido inventar. Como si te conociera de hace varias fotos sepia y apenas sé escribir tu nombre. Como los dulces que se acaban primero en la tienda.

1 comentario:

Fernando dijo...

Mejor cumplido EVER!