lunes, mayo 22, 2006


Otro ejercicio igual de entretenido: Nombres

Este es otro ejercicio propuesto por Alberto Chimal; consiste, simplemente, en crear un personaje definido por su nombre. Como el famoso Catarino Rápido, cuyas características tienen afinidad, o completa contrariedad con su nombre. Ojalá los changos fueran tan fácil de reconocer, solo por su nombre; yo escribí esto, si quieren hacer el mismo ejercicio pueden publicarlo en los comments de este post, y pues ya el que quede más chido, lo posteamos en un Spechal Pleis, buena vibra, un abrazo.


Brian Beyond


Brian Beyond era un tipo raro; digo, aparentemente era igual que todos los ornitorrincos: un poco gordo, peludo y gracioso. Gustaba del fútbol y el ajedrez. El problema de Brian era que sus ojos tenían un minuto de adelantados; es decir, ´todo lo veía más allá del presente, todo en futuro. Acostumbrado siempre a reirse de alguien que iba a caer cuando el incauto aún no tenía idea, celebrar goles en el estadio que aún no ocurrían. Pronosticar lluvias un minuto antes de que comenzaran y prevenir a todo el mundo. Parecíera que tener un Brian de amigo no era nada malo. Pero la vida tan predecible y ya hecha no tiene nada de divertido. Pronto los demás ornitorrincos comenzaron a quejarse, pues Brian se adelantaba a las bromas de sus amigos, a las proposicioens de un ornitorrinco enamorado, a las noticias de última hora. Así que la ciudad decidió, harta de vivir en la monotonía de la No Sorpresa, acabar con Brian. El punto era que quien quiera que se le pudiese acercar para eliminarlo, sería descubierto un minuto antes por Brian. Consultaron con ornitorrincos de todo el mundo; matones, guerreros, sabios. Nadie encontraba el modo de fraguar un plan que Brian no reconociera. Se intentó de todo, disfraces, engaños, distracciones, planes de muchas opciones para confundirlo, planes con finales inesperados; mientras mejor estaba hecha la estrategia más rápido la detectaba Brian.
Justo cuando la ciudad estaba a punto de ceder y olvidar todo este asunto de eliminar a Brian, apareció un ornitorrinco pastor, dedicado siempre a sus ovejas y les dijo “Yo tengo la solución; denme un hacha, no más” Todos, sorprendidos, se reían, pues el pastor no planeaba ningún engaño, ni se disfrazó, ni siquiera hizo el intento por ocultar el hacha. El pastor se acercó a Brian, tardó poco más de un minuto en caminar diez metros con un hacha hasta llegar en frente de Beyond, y de un tajo limpio por el medio, lo liquidó.
La ciudad, con sus sabios, guerreros, matones y reyes quedó sorpendida. Era increíble cómo Brian no hizo intento alguno por evitar el hacha, ni siquiera se mo vió cuando vio al pastor venir de frente. La multitud, desconcertada, felicitó aliviada al pastor y un sabio le preguntó “cómo has hecho para engañar a Brian, el que ve siempre un minuto adelante?”
-A ese ornitorrinco no lo mató el hacha, sino su miedo - respondió tranquilo el pastor- Él me miró acercándome a él un minuto antes de que yo apareciera a su vista realmente, no me importó. Lo realmente importante es que ese minuto anticipado me mirara realmente enfadado, decidido a partirlo en dos. Brian, angustiado por la muerte, por el filo del hacha y la visión tan terrible de ser cortado en dos, se quedó quieto, inmóvil, pensando en toda su vida y anticipándose a su muerte con los recuerdos de toda su vida. Cuando quiso dejar de lado el miedo y correr, un minuto había transcurrido ya.


2 comentarios:

Daanroo dijo...

¡Será qué me quedó en la piel el otro ejercicio, no se porque esperaba ver un corte entre la definición del Brian y del Beyond.!

Créame - sin ofender claro va - que me parece que en lugar de haber matado al ornitorrinco, se habría que haberle dado de palos a los demás.... ¡ digo es verdad que la vida es hermosa sin tanto metiche, pero porque no aprovechar entonces sus verdaderas cualidades, quién sabe, a lo mejor hubiera podido acercarse a los médicos que estudian tanta infinidad de enfermedades para encontrar la cura verdadera... bueno, eso digo yo....

Pero de que el miedo, es el teje y maneje del hombre, lo es...

Su amiga
Daanroo

José Antonio dijo...

Daanroo, antes que nada, gracias por su visita y gracias mayores por su comentario, muy valioso para mí, casi nadie deja, quién sabe por qué. Tons tiene usted razón, fui medio holgazán con eso del ornitorrinco, solo me gustó que fuera ornitorrinco, pero pos no me puse a investigar bien de qué van esos exóticos animalillos. De hecho fue un ejercicio que ni en el word lo hice, sino en la ventanita de comment donde Alberto Chimal lo propuso, tons me salió así nomás; gracias por tus comentarios, prometo mejorarlo y postearlo de nuevo

Gracias por tu comentario
Un abrazo changuil!
Sub
buena vibra