domingo, octubre 21, 2007

Hey, wait a minute, what the hell?

Qué chafa es!, ¿no? todos esos embrollos de adultos caguengues y ociosos de torcer y retorcer lo que debía ser tan sencillo. Qué pasa cuando tienes sed. Nada, simplemente vas y tomas agua, o acudes, si estás en la calle, al establecimiento de abarrotes más cercano y le pides a la buena mujer que atiende que te venda una botella de agua. ¿Le haces la charla antes? ¿Te pones a pensar si le caíste bien, si habrás usado el tono correcto, si estará de humor para venderte el agua, si serás muy insistente al pedírsela, si tuvo un buen día, si se la vendería con la misma facilidad y amabilidad a cualquier otro monigote? Puedes. Pero en realidad no lo haces, porque no es necesario. Porque tu necesidad es natural y satisfacerla es igual de natural. Aclarar un poco tu garganta y dices " Buen día, ¿me da un agua de a litro?" Acto seguido, te sonríe, o tal vez no, te da el agua, le pagas, te la tomas y ya.

Si todo eso es cierto, por qué coño enamorarse es tan complicado, si resulta ser una necesidad, aunque más espiritual y reconfortante, como la de beber agua. Por qué no puede uno pararse frente a la otra persona y decirle "Mira, la cosa está así, me gustas un chorro y creo que traes la vibra (y el gruv) que ando buscando. Qué te parece si nos tomamos un helado (o un jaibol) y acabamos de convencernos de que vamos a hacer algo bien chévere juntos. ¿Te late?"

Ah no. No señor! uno tiene que tener en cuenta que la otra persona puede hacerse la interesante, puede sentirse sofocada con nuestra búsqueda, uno no puede hacerla sentir tan bien, ni decirle lo que uno en verdad está pensando, ni ser completamente franco. Resumiendo, uno no tiene que decir la neta. Uno tiene que mentir para ser lo suficientemente cool y suertudo para que, un buen día, las cosas comiencen a marchar.

Conclusión: Miente y te irá mucho mejor en ese extrañísimo juego de adultos tan adictivo que dicen que es el amor. Bah! para mí el amor es un plato de cereal, un cuento para dormir y cuarenta minutos de jazz. Te echo de menos, St.

3 comentarios:

Fernando dijo...

Hijole, en mi caso ha funcionado al rev'es; desde que miento para hacerme el cool la cosa nada más no se da, igual y necesito técnica de mentir hehe

La cosa con la sed es que puede acabarse y ya sabe, true love never dies.

PD soy un cursilón y qué?

drneon dijo...

La verdad es que deberías disfrutar el momento mano... de entre todos los consejos que me ha dado el cine, me quedo con el del abuelo de "Little Miss Sunshine".

Contrario a lo que los demás te puedan decir, uno nunca madura y las cosas cada vez se hacen mas complicadas con las viejas, mientras tú, te haces viejo.

Sandra Becerril dijo...

Es que luego la sinceridad no funciona con la gente... es como Al Pacino: Siempre digo la verdad, aunque mienta, la digo-...

Besos y feliz semana